Spanish Chinese (Simplified) Dutch English German Italian Japanese Korean Portuguese Russian

El Café en Honduras

Al parecer los primeros granos de café vinieron a Honduras traídos de Costa Rica por buhoneros de nacionalidad Palestina; fueron sembrados en Manto, un pueblecito de Olancho, que en otro tiempo fue cabecera departamental.

Aunque los datos que, sobre el cultivo del café, se conservan del tiempo de la colonia, parecieran contradecir esa versión. Dichos datos se refieren a una cita que hace el Anuario Estadístico de Honduras, del señor Antonio R. Vallejo, publicado de 1889 a 1893, en el cual encontramos el censo levantado en 1801 por el Gobernador, Intendente y Comandante General, don Ramón de Anguiano. Este censo indica que en el año de 1804 “El café en Honduras es de tan excelente calidad como el de moka, se cree haya sido sembrado por algunos curiosos porque hace pocos años que se conoce en esta provincia y aunque se cosecha en poca cantidad, pudiera cosecharse en mucha porque está experimentado que rinde en esta provincia el duplicado en su siembra, que en los países donde más se ha cultivado”.

Esto refleja que en el año de 1804 ya se habla de cafetos que producen abundantes cosechas, es decir, de plantaciones que tienen más de cinco años.

Por su parte el café en Costa Rica fue introducido, según algunos, en 1796 por el Gobernador de esta Provincia don José Vásquez y Téllez y por el Gobernador de Acosta -sucesor del anterior- en el año de 1808. Pero esta referencia como vimos en el documento de Ramón de Anguiano, en 1804 el cultivo del café era ya conocido por los antiguos habitantes de Comayagua en honduras.