Enter your keyword

EVENTO TAZA DE EXCELENCIA

2017

La edición de Taza de Excelencia de 2017 se desarrolló en varias etapas en las que los cafés participantes deben superar un puntaje mínimo para avanzar a la siguiente etapa hasta culminar con los ganadores del evento, aquellos que hayan obtenido 86 puntos o más en cada una de las etapas, por lo tanto es fácil deducir que solamente los mejores cafés y más consistentes pueden ser elegidos y premiados como cafés Taza de Excelencia.

Taza de Excelencia es un evento de la Alliance for Coffee Excellence (ACE) que es una organización sin fines de lucro establecida en Estados Unidos de Norte América y el Instituto Hondureño del Café es la institución encargada en Honduras de la organización y desarrollo de esta importante competencia. Debido a la gran relevancia y exigencia de este evento, IHCAFE dispone de todo su personal técnico y de calidad que realizan un trabajo intenso y profesional de forma tal que se logre el reconocimiento de los mejores cafés del país.
El evento inició en febrero, cuando se lanzó la convocatoria, un total de 370 productores a nivel nacional presentaron sus muestras entre el 15 y 17 de marzo en las oficinas regionales de IHCAFE, donde fueron recibidas e inscritas. Para cada etapa de cataciones las muestras recibidas son preparadas de acuerdo a los requisitos de calidad de la competencia, es decir cero defectos del grano y cafés de tamaño de zarandas 16 a 19, lo que permite tener uniformidad en el grano para el tueste.

Se conformó un Jurado Nacional compuesto por 11 catadores hondureños y el Juez Lider Silvio Leite designado por la ACE para liderar la competencia en Honduras, este jurado estuvo encargado de la evaluación de los cafés en las etapas de Preselección y de la Semana de Jurado Nacional.
La etapa de preselección se realizó del 27 al 31 de marzo en las instalaciones del Centro Nacional de Calidad de Café en San Pedro Sula. De un total de 370 muestras de café recibidas, 119 cafés obtuvieron 86 puntos o más y lograron avanzar a la siguiente etapa del evento. No obstante, 106 muestras no cumplían requisitos de humedad por lo que no fueron admitidos y un total de 145 muestras obtuvieron nota menor a 86 puntos por lo que quedaron descalificados de la competencia.

Requisitos para participar

1. Todo productor inscrito en el IHCAFE y que haya reportado al menos un año de cosecha puede participar.
2. Cualquier variedad puede participar en la competencia. Para garantizar un mejor desempeño el lote debe ser de una sola variedad.
3. Conformar al menos un lote de 15 qq de pergamino seco de una sola variedad.
4. Presentar una muestra de 12 lb de PS para la preselección.
5. Cada productor puede presentar solamente una muestra.

Semana de Jurado Nacional

En esta etapa de la competencia, los productores de los cafés calificados en la preselección para la Semana de Jurado Nacional presentaron sus respectivos lotes a la custodia de IHCAFE como institución organizadora, se destinaron cuatro centros de acopio para facilitar el transporte de los lotes por parte de los productores participantes. Del total de 119 lotes calificados para la Semana de Jurado Nacional solamente 100 lotes fueron inscritos para esta etapa, 18 lotes no fueron presentados por los productores y uno fue rechazado ya que no cumplía los requisitos de humedad.
Nuevamente las muestras fueron preparadas de acuerdo a los protocolos técnicos del evento y las 100 muestras fueron evaluadas en el Centro Nacional de Calidad de Café en San Pedro Sula por el Jurado Nacional del 1 al 5 de mayo. Luego de dos rondas de catación se seleccionaron los mejores 40 cafés que obtuvieron 86 puntos o más en cada una de las rondas y clasificaron para la etapa de Jurado Internacional.

Semana de Jurado Internacional

La última etapa de la competencia se desarrolló entre 8 y 11 de mayo siempre en las instalaciones del Centro Nacional de Calidad de Café en San Pedro Sula, en esta etapa los cafés fueron evaluados por un Jurado Internacional conformado por 16 catadores de diferentes países del mundo, tres catadores hondureños y cuatro observadores. Se realizaron dos rondas de catación, al final de las mismas se obtuvo un total de 24 cafés que obtuvieron 86 puntos o más en estas dos rondas por lo que ganaron el reconocimiento de cafés Taza de Excelencia y serán subastados en la subasta electrónica del 22 de junio. Catorce cafés de los 40 finalistas obtuvieron notas entre 84 y 85.99 puntos lo que les denomina como National Winners y serán vendidos en otra plataforma electrónica. Dos cafés de estos finalistas obtuvieron notas menores a 84 puntos por lo que no lograron ningún reconocimiento.

HISTORIA DE TAZA DE EXCELENCIA DE HONDURAS

Reseña histórica

Durante catorce años consecutivos en el país se ha desarrollado el evento denominado Taza de Excelencia. Este, es un evento de competitividad y calidad del café, donde se identifican y premian los mejores cafés producidos en el país. Este programa fomenta las buenas prácticas de producción y transformación amigables con el ambiente; y busca el posicionamiento del aromático hondureño en los mercados de café gourmet y de alta calidad a nivel internacional.
La Taza de Excelencia, es un programa que consiste en la búsqueda, selección y premiación de los cafés finos producidos en Honduras, bajo un estricto proceso de selección que inicia con la recolección de muestras a nivel regional, seguidas de una competencia nacional e internacional donde experimentados y certificados catadores a nivel mundial tienen la difícil tarea de encontrar los mejores atributos (aroma, cuerpo acidez, fragancia y post gusto) y sabores del aromático hondureño.
La competencia busca promover el reconocimiento económico para los caficultores y dar a conocer las características y cualidades de excelencia de sus cafés, mostrando a especialistas y consumidores locales e internacionales los mejores y especiales atributos del café hondureño y así obtener precios diferenciados en el ámbito internacional.
Los participantes en este evento tienen la oportunidad de desarrollar relaciones comerciales de largo plazo con compradores de cafés finos a nivel mundial, lo que los hace menos vulnerables a los cambios cíclicos de precio del aromático en el mercado internacional. El acceder a los mercados de café finos hace que el café de origen hondureño mejore su imagen y se valorice, lo cual beneficia indirectamente a los demás caficultores del país.

Honduras ingresa a formar parte del evento Taza de Excelencia en 2004 cuando se realiza por primera vez, ese primer año 21 cafés de diferentes partes del país reciben su reconocimiento e ingresan a la subasta electrónica. El señor Gregorio Martínez de Lepaera, Lempira de la Finca El Pezote fue el primer ganador de la Taza de Excelencia de Honduras y obtuvo también el mejor precio en la subasta electrónica con US$ 13.00 por libra de café.
En 2005 la participación de productores se incrementa, y de igual forma el número de cafés con premiación con Taza de Excelencia fue de 41, el Señor Natividad Benitez de Santa Bárbara, Santa Bárbara, obtiene la mejor calificación y también el mejor precio de la subasta que alcanza US$ 17.60 por libra. En 2006 de un total de 33 cafés seleccionados, gana el primer puesto el señor Munir Hawit de Victoria, Yoro.
El año 2007 un total de 24 cafés fueron premiados, gana el primer lugar y el mejor precio en subasta el señor Luis Vega de Siguatepeque, Comayagua alcanzando un precio de US$ 18.70 por libra de café. El 2008 de un total del 25 cafés premiados, gana el primer lugar y el mejor precio en subasta el señor Franklin Adonis Madrid de El Sauce, Santa Bárbara obteniendo precio de US$. 16.65 por libra.
Don Bertilio Reyes Portillo de El Cielito, Santa Bárbara fue el ganador de la sexta Taza de Excelencia en 2009, igualmente obtuvo el mejor precio en subasta US$ 18.75 por libra, 39 cafés fueron premiados ese año. En 2010 por segundo año consecutivo un café de El Cielito, Santa Bárbara gana el primer lugar en Taza de Excelencia de un total de 25 cafés premiados, esta vez el premio fue para el señor José Amado Fernández que además obtiene el precio en subasta para un café hondureño en Taza de Excelencia alcanzando US$ 22.05.
El 2011 con motivo de la Octava Taza de Excelencia un total de 33 cafés reciben este reconocimiento, el ganador de esta edición fue el Señor Oscar Edgardo Tinoco de la Finca Pino de Oro de Concepción del Sur, Santa Bárbara. Durante el desarrollo de la subasta electrónica el ganador de la taza obtuvo un precio de US$ 21.70 por libra de café constituyéndose el mejor precio de subasta de todos los países centroamericanos.
En 2012 el evento fue ganado por Boanerges Flores de la Finca Santa Rosita del municipio de Gracias en el departamento Lempira que compitió con la variedad Maragogipe, un total de 20 lotes clasificaron a la subasta internacional y el café del ganador se vendió a US$ 16.50 por libra a la empresa Time’s Club Coffee de Japón.
El ganador del 2013 fue el Sr. Jorge Lanza de la finca La Huerta ubicado en la comunidad de Las Flores en la montaña de Santa Bárbara, con una variedad catuaí, obtuvo un precio de US$ 25.20 en la subasta electrónica, este café fue comprado por la empresa UCC Ueshima Coffee Co. Actualmente el Sr. Lanza mantiene relación comercial con compradores de Inglaterra, Australia, Corea del Sur y Estados Unidos.
De la finca Mi Esperanza en el municipio de Santa Elena en el departamento de La Paz, con una variedad Villasarchi, Doña Lucinda Vasquez se convirtió en la primera mujer ganadora de este evento en el 2014, el trabajo intenso y la dedicación rindieron sus frutos para ganar esta competencia y logró un precio de US$ 35.10 por libra.
Don Eulogio Martinez, más conocido como don Yoyo, de la finca Los Yoyos se adjudicó el primer lugar del evento de Taza de Excelencia 2015 con una variedad Parainema. Su finca ubicada en la montaña de Santa Bárbara desarrolló un café ganador y por primera vez con una variedad liberada por el Instituto Hondureño del Café. El café de don Yoyo, obtuvo un precio de US$ 23.30 en la subasta electrónica de ese año.
El año 2016 tuvimos a la segunda mujer ganadora de este evento. También del departamento de La Paz, pero esta vez del municipio de Chinacla, de la Finca El Puente y con una variedad Geisha, la productora Marysabel Caballero se coronó ganadora de este evento. Su café fue catalogado por muchos expertos del negocio como el café del año en 2016 ya que fue muy codiciado durante la subasta y en distintos mercados del mundo de cafés exclusivos. El café de Marysabel Caballero obtuvo un precio record del programa Taza de Excelencia en toda su historia de US$ 120.50 por libra, esto ha contribuido enormemente a mejorar la imagen del café de Honduras en el mercado internacional.
Una nueva zona del país es descubierta en 2017, don Oscar Daniel Ramirez Valerio de la Aldea Las Delicias en el Municipio de Danli, Departamento El Paraíso pone a esta zona del país en el mapa de cafés especiales del mundo. Por segundo año la variedad Parainema demuestra que tiene condiciones para producir cafés de alta calidad en diferentes zonas del país. Hay una gran expectativa de conseguir un buen precio durante la subasta electrónica que se desarrollará el próximo 22 de junio.
Muchos han sido los beneficios de la Taza de Excelencia en Honduras, ha impulsado enormemente el trabajo en la calidad del café, no solamente por parte de productores, sino también de beneficiadores y exportadores. En cuanto a IHCAFE, ha destinado mayores esfuerzos en materia de calidad, se ha trabajado en la delimitación de zonas geográficas que pueden ofrecer cafés de alta calidad, se ha impulsado la creación de escuelas de catadores y beneficiadores. Actualmente se está trabajando en el establecimiento y consolidación del Sistema Nacional de Calidad del Café habiéndose obtenido la acreditación del laboratorio de calidad de café.
Pero el mayor beneficio que ha brindado la Taza de Excelencia, es abrir ventanas de oportunidad para el reconocimiento de la calidad del Café de Honduras a nivel internacional volcando la mirada de compradores internacionales al potencial de café de calidad que ofrece el país. Muchos pequeños y medianos productores han logrado contratos de compra-venta a largo plazo y con buenos precios, lo que los obliga a mantener o si es posible mejorar la calidad del café que producen.